Campaña de la USDA para prevenir enfermedades alimenticias: Be Food Safe

La USDA nos hace una serie de recomendaciones  que debemos seguir en nuestro hogar para prevenir las enfermedades alimenticias. Transcribimos algunas de las mas importantes, para revisar la información completa referirse a este link USDA

Cuando se trata de la manipulación segura de alimentos, todo lo que entra en contacto con los alimentos deben mantenerse limpio siempre.

Los alimentos que se manejan mal puede producir enfermedades transmitidas por alimentos. USDA en colaboración con la Asociación para la Educación de Inocuidad de los Alimentos, FDA y  el CDC desarrolló la campaña  Be Food Safe (Ten alimentos seguros) porque se ha demostrado que se necesita más información para lograr y mantener conductas seguras relativas a  manipulación de alimentos. Ten alimentos seguros está dirigida a la prevención de enfermedades transmitidas por los alimentos a través de cuatro pasos sencillos: limpiar, separar, cocinar y enfriar.

Limpiar: Lávese las manos y las superficies a menudo.
Separar: No lo provoque contaminación cruzada.
Cocine: Cocine a las temperaturas apropiadas.
Enfriar: Refrigere con prontitud.

La limpieza es un factor importante en la prevención de enfermedades transmitidas por alimentos. El papel del consumidor es asegurarse de que los alimentos se maneja de forma segura después de su adquisición. Todo lo que toca  los alimentos debe estar limpio. A continuación se enumeran los pasos que podemos tomar para ayudar a prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos por la manipulación segura de alimentos en el hogar:

  • Lávese las manos con agua tibia y jabón durante 20 segundos:
  • Si sus manos tienen cualquier tipo de abrasión de la piel o infecciones, siempre use guantes desechables limpios. Lávese las manos enguantadas (o no) con agua tibia y jabón.
  • Lave con agua caliente y jabón todas las superficies que entran en contacto con carne cruda, aves, pescados y huevos antes de pasar al siguiente paso en la preparación de alimentos. Prefiera el uso de toallas de papel para limpiar las superficies de la cocina. Si utiliza paños de cocina, lavar con frecuencia en el ciclo caliente de su lavadora. Mantenga otras superficies, tales como grifos y encimeras, limpios lavando con agua caliente y jabón.
  • Para mantener las tablas de cortar limpias, lávelas con agua caliente y jabón después de cada uso; luego enjuague y seque al aire o con toallas de papel limpias. Las tablas de cortar se pueden desinfectar con una solución preparada con  1 cucharada de cloro sin aroma por galón de agua. Sumerja la superficie con la solución de cloro y déjela reposar durante varios minutos; luego enjuague y deje secar al aire o con toallas de papel limpias.
  • No use el mismo plato y utensilios que utilizo para  productos crudos para servir productos cocidos. Cualquier bacteria presente en la carne cruda o jugos pueden re-contaminar el producto que había sido cocinado de forma segura. Servir los productos cocidos en platos limpios, utilizando utensilios limpios y las manos limpias.
  • Cuando se utiliza un termómetro para alimentos, es importante lavar la sonda después de cada uso con agua caliente y jabón antes de volver a insertarlo en otro alimento.
  • Mantenga a las mascotas (perros, gatos), productos de limpieza y otros productos químicos lejos de los alimentos y las superficies utilizadas para la alimentación.
  • Al ir de picnic o cocinar al aire libre, utilice la mayor cantidad de utensilios limpios. Paquete paños limpios, secos y húmedos y jabón para limpiar superficies y manos.

Debido a que las bacterias están en todas partes, la limpieza es un factor importante en la prevención de enfermedades transmitidas por alimentos. Al mantener todo lo que entra en contacto con los alimentos limpio, los consumidores pueden estar seguros de que están ayudando para hacer que los alimentos sean seguros.

Anuncios

Como manejar los almuerzos para que sean sanos y seguros

¿Cuantos de nosotros llevamos comida a nuestro trabajo?  Si estas dentro de este grupo es importante que leas esto. La comida traída desde nuestra casa es segura si la manipulamos de forma adecuada. Para esto los alimentos perecederos se deben mantener fríos, mientras viajamos hacia nuestro trabajo. Después de llegar al trabajo, estos se deben mantener fríos hasta la hora del almuerzo.

¿Por qué debemos mantener los alimentos fríos?

Las bacterias dañinas se multiplican rápidamente en lo que se conoce como “Zona de temperatura de Peligro” – temperaturas de entre 4 y 60 °C. Por lo tanto, los alimentos perecederos que son transportados calientes pudieran no ser seguros. A continuación damos algunas recomendaciones de manejo seguro para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos de nuestra “bolsa” almuerzos.

Los primeros cuidados deben ser a la hora de preparar el alimento. Si lo contaminamos durante la preparación esa contaminación permanecerá en el alimento por lo tanto:

Mantenga todo limpio

Lávese las manos con agua tibia y jabón durante 20 segundos antes de preparar los alimentos. Lave las tablas para cortar, los platos y utensilios con agua caliente y jabón después de preparar cada alimento y antes de pasar al siguiente paso. Una solución de 1 cucharada de cloro líquido en 1 galón de agua se puede usar para desinfectar las superficies y utensilios. Mantenga los animales de la familia lejos de las mesetas de la cocina.

No! a la contaminación cruzada

Las bacterias dañinas pueden propagarse por toda la cocina y llegar a las tablas de cortar, los utensilios y las superficies. Siempre use una tabla de cortar limpia. Cuando se utiliza una tabla de cortar para alimentos que no serán cocinados después, como el pan, lechuga y tomates, asegúrese de lavarla cuidadosamente después de usarla para cortar carnes y aves crudas. Si es posible prefiera el uso de una tabla de cortar para los productos frescos y otra separada para carnes y aves.

A la hora del almuerzo, deseche todos los envases de los alimentos utilizados y bolsas de papel. No vuelva a re-usar envases, ya que podría contaminar otros alimentos y causar enfermedades.

Mantener fríos los almuerzos

Los alimentos cocidos, como el pavo, jamón, pollo, vegetales o ensaladas de pasta,  que van a ser usados en ensaladas o preparados fríos, es mejor prepararlos con tiempo para permitir que se enfríen completamente en el refrigerador. Divida las cantidades grandes de comida en recipientes poco profundos para un uso rápido y facilitar el enfriamiento. Es importante que mantenga los alimentos refrigerados hasta el momento de salir de casa.

Para mantener fríos los almuerzos fuera de casa, puede utilizar unos pequeños paquete de gel congelado, estos pueden ser adquiridos en la ferretería. Como una idea alternativa congele un jugo de cajita y lo coloca en los empaques térmicos donde transporta el almuerzo. Por supuesto, si hay un refrigerador disponible, a su llegada a la oficina almacene de inmediato los productos perecederos

Algunos alimentos son seguros, sin necesidad de refrigerarlos. Los artículos que no requieren refrigeración son las frutas y verduras enteras, quesos duros, carnes y pescados enlatados, papas fritas, panes, galletas, mantequilla de maní, mermelada, mostaza y pepinillos.

Mantener Almuerzos calientes, calientes!

Use un recipiente aislante (Thermo) para mantener los alimentos como sopas, chili, y el estofado caliente. Llene el recipiente vacío con agua hirviendo, dejar reposar durante unos minutos, vacielo y luego coloque la comida caliente. Mantenga el recipiente cerrado hasta la hora del almuerzo con aislamiento para mantener la comida caliente a 60 °C o más.

Cocinar en microondas / Recalentamiento

Cuando se utiliza el horno de microondas para recalentar comidas, cubrir los alimentos para mantener la humedad y promover la seguridad, incluso la calefacción. Caliente los sobrantes al menos a 74°C (165 °F). Los alimentos deben estar bien calientes. Cocine las comidas rápidas congeladas de acuerdo a las instrucciones del paquete.

El artículo original fue tomado de la página de la USDA. Para su referencia dirijas a este link

Retiro por E. coli 0157:H7. ¿Tenemos bien definidos nuestros lotes?

Un establecimiento de Harrington and Sons, a Williston, Vt., está realizando un retiro de aproximadamente 68 libras de carne fresca que podría estar contaminada con E, coli O157:H7, el Departamento de agricultura de los Estados Unidos y el Servicio de Inspección de Seguridad de Alimentos (FSIS) hacen el anuncio el 21 de diciembre.

El producto fue elaborado el 15 de diciembre del 2009 y distribuido a restaurantes y establecimientos en Chittenden County, Vt.

El recall es consecuencia de que el establecimiento no ha establecido apropiadamente, o no ha definido claramente sus lotes de producción

Leo esta noticia y pienso que de repente 68 libras de productos pueden no significar mucho desde el punto de vista económico, ¿Pero que ocurre cuando tenemos que retirar del mercado producto que no necesariamente tiene problemas por no definir claramente nuestros números de lote?

En el momento en que a una empresa le toca definir el número de lote no se detiene a pensar en situaciones de emergencia, muchas veces decide tomarse el riesgo de establecer lotes grandes porque es mas sencillo, solo en el momento en que se presenta la emergencia y se ven las consecuencias, entonces se piensa que debería tenerse un mejor sistema para definir mas concretamente como establecer los lotes.

En Republica Dominicana aún no tenemos un buen mecanismo que detecte problemas en los alimentos despues de que estos han sido lanzados al mercado. En este caso concreto el Servicio de Inspección de seguridad de los alimentos (FSIS) tomo una muestra al azar y detectó la presencia de la bacteria, probablemente la detectaron en la planta, pero como no pudieron rastrear completamente el lote tuvieron que retirar producto que tal vez no pertenecia al lote con problemas.

En muchas ocasiones las empresas no pueden hacer rastreos de los ingredientes que agregan a los productos, sobre todo en el caso de ingredientes que se agregan en pequeñas cantidades y que suelen estar en el almacén hasta un año.

Los problemas que ocurren en otras empresas nos deberían servir para revisar las prácticas que estamos siguiendo en las nuestras y si es necesario hacer los ajustes de lugar.