Cocinar Seguro

Cada vez mas frecuente veo en el supermercado alimentos refrigerados y congelados. Nosotros los latinos no venimos de esa cultura de calentar alimentos para almorzar al medio dia. Sin embargo ya en la mayoría de las oficinas nos encontramos con microodas y la gente lleva su comida, la mete en el refrigerador y luego la calienta. Suelo comprar algunos de esos alimentos como unas lasagnas o Berenjenas y en realidad son bastante buenas para salir del paso en un almuerzo rápido en la oficina, no son a un precio exagerado.

Encontré un artículo interesante sobre una campaña de la USDA para asegurar que los alimentos pre-preparados que compramos en los supermercados se cocinen adecuadamente para evitar la presencia de enfermedades alimenticias. La campaña se llama: “Cocinar Seguro”. Asi que transcribo aqui algunas ideas, que creo que nos pueden servir, tanto si hemos optado por comprar ese tipo de alimentos, o bien si llevamos comida y la calentamos en la oficina.

Este mes la USDA (Food Safety and Inspection Service ) tiene una campaña de “Cocinar seguro”  (Cook It Safe) para concientizar sobre la necesidad de seguir las instrucciones del empaque con relación a cocinar bien los alimentos que vienen pre-preparados, a fin de prevenir enfermedades alimenticias. Muchas de las enfermedades en los años recientes  han surgido porque este tipo de alimentos no se cocinan debidamente siguiendo las instrucciones correctas. La campaña exhorta a los consumidores a seguir los cuatro claves para asegurar que los alimentos se cocinan de forma segura en el hogar

 

  1. Lea y siga las instrucciones del empaque. Los alimentos refrigerados que aparecen como listos-para-comer necesitan ser re-calentados, pero muchos contienen productos crudos que deben ser completamente cocidos antes de comerlos. No ignore los pasos como: cubrir, mezclar bien a mitad de la cocción, o dejar el alimento en reposo antes de comerlo – estos pasos contribuyen  a la debida cocción.
  2. Sepa cuando debe usar un microondas o un horno convencional. Use las instrucciones indicadas en el empaque, si es horno convencional, horno de convección, tostador o microondas. Algunos alimentos puede parece que están completamente cocidos, pero en realidad son alimentos crudos. Si no lo dejamos el tiempo necesario en el microondas podría provocarse una mala cocción y posible contaminación del producto. Los alimentos con formas irregulares crean la oportunidad de cocción inadecuada en el microondas y por eso es mejor cocinarlos en el horno. Siempre revise las temperaturas con un termómetro (ver Tip #4)
  3. Conozca la potencia del microondas. Si la potencia de su microondas es mas baja que las de las recomendadas en las instrucciones del empaque, ajuste el tiempo de cocción para poder cocinas completamente su alimento. La potencia del microondas puede encontrarse en la puerta del mismo, en la placa donde está el número de serie, o en las instrucciones.
  4. Use un termómetro. Para asegurar que se ha alcanzado la temperatura suficientemente alta para matar las bacterias que estén presentes y pueden causar enfermedades, pruebe en varios lugares del alimento con un termómetro. Esta tabla (chart) muestra cuales temperaturas son seguras para calentar adecuadamente su alimento

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s